DESCARTANDO Y SOLUCIONANDO POSIBLES ENFERMEDADES

Tema en 'Acuario de agua dulce' comenzado por admin, 6 de Febrero de 2008.

  1. Atlas

    Atlas Miembro del Equipo

    Mensajes:
    1.276
    Me gusta recibidos:
    1
    Puntos de trofeos:
    38
    DESCARTANDO Y SOLUCIONANDO POSIBLES ENFERMEDADES





    Descartando y solucionando posibles “enfermedades” enmascaradas por parámetros físicos y químicos en nuestros acuarios (temperatura, ph, compuestos nitrogenados, oxigeno y cloro).

    Muchas veces nos asustamos cuando nuestros peces tienen signos de tener alguna enfermedad y por lo general los acuaristas novatos no toman buenas decisiones, una que es común es que parten a la tienda más cercana a comprar una batería de diferentes remedios (milagrosos) para tratar dicha enfermedad y aplican una concentración de medicamento excesiva o muchas veces los peces que supuestamente están enfermos no lo están y simplemente se trata del medio acuático que esta desequilibrado y tiene altas concentraciones de productos indeseables, como por ejemplo el amonio o también suele suceder que por diferentes motivos cambia repentinamente el ph del agua obligando a nuestros peces a realizar gastos energéticos innecesario (osmoregulación) para poder adaptarse a estas nuevas condiciones. También la temperatura es un parámetro que en mi opinión es el más relevante a la hora de poder constatar algún problema de nuestros peces. Es por esto que en este pequeño artículo trataré de definir algunos parámetros que son vitales para nuestros peces con el fin de evitar que acuaristas gasten tiempo y dinero de forma innecesaria y con medidas rápidas y simples evitar mayores problemas a nuestros peces. Y también así poder descartar los tan importantes parámetros físico-químicos si nuestros peces están enfermos.

    Bueno, empiezo por la temperatura, como dije anteriormente me parece que este es el más importante de los parámetros físico-químicos que gobiernan nuestros acuarios.

    Temperatura

    Esta condición es diferente para la diversidad de especies de peces que tenemos disponibles en el comercio, por citar algunos ejemplos, los carassius se sienten a gusto a temperaturas de 16 a 22 grados Celsius a una mayor temperatura solamente le aumentamos su metabolismo y con esto le acortamos la vida a estos hermosos peces. También tenemos los peces tropicales que se sienten a gusto en temperaturas de 24 a 28 grados Celsius, si la temperatura disminuye bajo los 22 grados andan aletargados, muchos se echan en el fondo del acuario, otros se mueven en forma lenta, con esas condiciones los peces no tardan en enfermar, el sistema metabólico disminuye no pudiendo catabolizar y sintetizar los valiosos nutrientes necesarios para poder sobrevivir, también su sistema inmune decae y están mas propenso a contraer cualquier tipo de parásito omnipresente en el agua del acuario aunque esta este lo más limpia posible. También es posible que la piel de los peces se cubra con algunos parches rojos-amarillentos, inflamatorios y sus aletas blanquecinas y a menudo se deshilachan.
    Así como la baja temperatura causa estragos en nuestros peces la alta temperatura también causa grave daños a los peces, una relación que debemos tener presente es la de la temperatura con el oxígeno entre más temperatura tenemos menos oxígeno disponible en el medio, esto es por física más específicamente por solubilidad, es por ello que vuelvo a reiterar el caso de los carassius estos peces son en general peces de talla grande y requieren una cantidad de oxígeno estable y adecuada a su tamaño y es por ello que le haces un flaco favor al mantenerlos en acuarios con temperaturas elevadas. Hay peces que pueden soportar mayores temperaturas (30º-35º) este es el caso de los laberintidos (bettas, trichos etc.), estos pueden aguantar estas temperaturas por el sistema de respiración que tienen, que les permite sacar oxigeno atmosférico, y con ello permite preservar la integridad branquial un mayor tiempo. Pero si estos son expuestos a más tiempo a estas temperaturas sin duda vamos a tener problemas metabólicos en diferentes órganos disminuyendo notablemente su tiempo de vida.

    Es por estos argumentos que es bueno que cuente con un calefactor de gran calidad que pueda mantener estable la temperatura de su acuario, también tenga un termómetro que pueda indicar bien la temperatura, tenga mucho cuidado con los cambios de agua siempre al agregar esta tiene que estar a la temperatura del agua que esta en el acuario. Y por ultimo cuidado con el transporte de los peces no los deje mucho rato en las bolsa de transporte y cuando llegue el momento de introducir peces a su pecera acuérdese de aclimatarlos de manera optima a su nuevo hogar.


    [​IMG]
    Foto mosca
    Calefactor que permite regular la temperatura, esto ayuda enormemente para evitar variaciones dentro del acuario.


    PH

    Este parámetro en general para la mayoría de los peces de acuario de agua dulce, lo soportan entre (6.0 a 7.5), también hay que recalcar que cada especie tiene un ph al cual están adaptados por su lugar de origen, aquí cabe mencionar que los peces amazónicos se sienten a gusto en un ph más ácido y por el contrario los ciclados africanos necesitan de un ph más alcalino. En mi ciudad (Concepción) el ph del agua destinada al consumo humano es de 7.0, este valor es sumamente bueno ya que me permite mantener una diversidad de especies en muy buenas condiciones, y si quisiera mantener otros tipos de peces (Ejemplo ciclidos africanos) no necesitaría de mucho esfuerzo para modificar este valor. El ph de un acuario puede variar de forma significativa por el aumento de materia orgánica, al introducir exceso de alimento, esto provoca putrefacción y genera Co2, este al estar en solución se transforma en ácido carbónico y disminuye el ph de nuestro acuario, esto tienen que tenerlo en cuenta acuaristas que tienen ciclados africanos o peces como los mollys que necesitan de agua más alcalina, es por ello que es sumamente importante mantener una adecuada alimentación sin exceso. También es posible que nuestro acuario pueda subir su ph por medio de elementos introducidos de adornos a nuestra pecera como conchitas o corales o también por ocupar gravilla como sustrato que tiene demasiado aporte de conchillas, esto hay que tenerlo en cuenta si queremos tener como mascotas peces amazónicos que por lo general necesitan un ph un poco más bajo. Los signos que los peces pueden presentar a un ph inadecuado son cambios en la coloración, generalmente oscureciéndose, con gran secreción mucosa de sus tegumentos y enrrojecimiento de mucosas, falta de apetito, opérculos branquiales cuya reborde o membrana externa se revierte curvándose hacia afuera, y el desilachamiento de las aletas, en diferentes ocasiones nadan rápido y realizan movimientos bruscos y mueven las aletas con rapidez inusitada. Cuando se trata de una exposición a un ph muy ácido y en forma prolongada y con buena resistencia del pez, una secreción mucosa muy abundante cubre la piel del pez, muchas veces presentando un aspecto lechoso, y muchas veces el acuarista novato lo confunde con fungosis.

    Para poder tener este parámetro controlado es fundamental saber que ph necesitan las especias que deseamos mantener, poder realizar test de ph lo más seguido posible como mínimo una vez a la semana, realizar cambios de agua esto evita que nuestro ph de acidifique por exceso de materia orgánica, aclimatar de manera adecuada a nuevas adquisiciones, por que de seguro que estas vienen con un valor ph que difiere con nuestro acuario. Y lo más importante y que suele realizar los acuaristas novatos es en mezclar diferentes especies que no tienen un ph en común.


    [​IMG]
    Foto José Hugo Alarcon
    Test de Ph indispensable para mantener una adecuada calidad de agua para los peces.


    Compuestos nitrogenados

    Uno de los compuestos nitrogenados más importante y que gobierna la salud de nuestros peces es el amonio, este compuesto tóxico a más de 0.5 mg/l ya puede causar muerte de peces, más si son peces sensibles con concentraciones de 0.1 mg/l ya tenemos problemas, también hay que tener en cuenta la siguiente relación entre más alcalino el ph de un acuario aumenta el amonio, esto perjudicial para los peces. Muchas veces se manifiestan altas concentraciones de amonios en acuarios recién instalados con muy poco tiempo de ciclaje, esto ocurre por que no se a formado todavía el tan preciado ciclo de nitrógeno en el acuario, esto es provocado por la pequeña cantidad de bacterias nitrobacter y nitrosomonas que recién empieza a colonizar nuestro ecosistema, estas no dan abasto a la gran cantidad de materia orgánica inicial que suelen agregar los acuaristas novatos. Los signos de los peces a estas concentraciones dañinas de amonio o amoniaco son: presentan periodos de inactividad total con periodos de natación y movimientos violentos, espasmódicos saltos y sacudimientos, acompañados a veces por perdida del equilibrio y casi siempre nadando en la superficie del agua, también otro signo evidente en carassius y barbos son el color rojo que adquieren las aletas de estos peces como que si estuvieran sangrando.

    Una manera de poder mantener este parámetro a raya es hacer continuos cambios de agua de un 10% a un 25% cada semana en el mercado acuarístico también hay test que pueden medir este parámetro lo ideal seria hacerlo una vez por semana, también decir que el exceso de comida en los acuarios aumenta los niveles de amonio y amoniaco por eso es importante mantener una buena alimentación como una buena higiene del acuario. También otro error que se comete la mayoría de las veces es no esperar un ciclado adecuado de nuestro acuario, este es un punto siempre crítico que trae como consecuencia una mortandad alta de peces.


    [​IMG]
    Foto Alisa
    Los cambios de agua cada semana ayudan a tener peces en excelente condiciones y mantienen el acuario libre sustancias toxicas, como el amonio.


    Oxigeno disuelto

    Este vital elemento es uno de los más importante, pero con la tecnología que hay hoy en día son menos los casos de anoxia producido por una disminución de este, sólo casos fortuitos de corte de luz o muchas veces alguna falla de una bomba, podrían presentar problemas a nuestros peces, también depende del tiempo que estos pasen sin recibir el tan preciado elemento y el tamaño de los peces entre más grandes los peces más oxígeno necesitarán. Otro factor que está íntimamente relacionado es la temperatura, como dije anteriormente al aumentar esta tenemos menos oxígeno disponible en el medio por un factor de solubilidad. La concentración de oxígeno adecuada para tener a unos peces en buenas condiciones es de 8 a 10 mg/litro. Un signo claro de anoxia en los peces, es aumentar el numero de movimiento de los opérculos para tratar de extraer la mayor cantidad de oxigeno del medio, también los peces se desplazan a donde el movimiento de las aguas es mayor y hay una mayor intercambio agua-atmósfera, también suele ver a los peces pegados a la superficie del agua boqueando para tratar extraer alguna molécula de oxígeno. La muerte de los peces por asfixia es muy característica, por que mueren con la boca muy abierta y sus agallas revertidas hacia fuera de los opérculos. La sobrepoblación es un factor importante en la lucha por el oxígeno entre más peces haya en un acuario este vital elemento tendrá una mayor demanda, es por ello que hay que respetar las reglas de densidades de peces.
    También otro factor a tener en cuenta en los acuarios plantados, las plantas en el día hacen fotosíntesis así que proporcionan una buena cantidad de oxigeno al acuario, el problema es en la noche cuando estas mismas plantas consumen sus reservas de sacarosa y compiten por el oxigeno disponible con los peces, en mi experiencia personal he conocido muchos personas que por el molesto ruido de las bombas y filtros estos eran apagados de noche, con la consecuencia de al otro día ver a sus peces boqueando (pidiendo por favor prendan la bomba para tener oxigeno), muchas veces los peces no mueren y resisten, pero no es para nada recomendable hacer esto pues se estresa innecesariamente a estos. Siempre hay que chequear cómo están funcionando los sistemas de aireación del acuario, difusores, bombas y filtros, y actuar a tiempo en caso de cualquier percance para así no tener que andar lamentando muertes innecesarias de peces o someterlos a un estrés que solo perjudica al animal.


    [​IMG]
    Foto pagano
    Funcionamiento optimo del filtro externo, lo que se traduce en una excelente concentración de oxigeno en el acuario.


    Cloro

    El cloro es un elemento químico, este es un halógeno al igual que el yodo y su función en el agua es eliminar parásitos indeseables de esta, como coliformes fecales y cualquier organismo que pudiera causar enfermedades a los seres humanos, en algunas partes se ocupa cloro elemental, para esta labor desinfectante, el agua que sacamos de la llave tiene un porcentaje de este cloro libre, es por ello imprescindible eliminar este cloro para poder agregar agua a nuestro acuario, hay diferentes productos en el mercado acuarístico destinado a esta labor, pero también hay otro tipo de formas más artesanales y con excelentes resultados. Un buen método para eliminar cloro del agua de la llave es dejar airear esta por un tiempo determinado (48 horas), este tiempo se relaciona con la temperatura entre más bajas las temperatura ambiente mayor es el tiempo necesario, siendo 72 horas adecuadas para eliminar el cloro. También se puede ocupar hiposulfito de sodio o llamada sal de fotógrafo, esta al reaccionar con el cloro libre produce cloruro de sodio inocuo para los peces y podemos ocupar inmediatamente el agua tratada con este método, una buena forma de aplicar esta sal es en un litro de agua destilada poner 100 gramos de hiposulfito de sodio y mezclar, guardar esta solución, impidiendo que los rayos solares incidan en la botella, por que este compuesto es sensible a la luz y estropearían nuestra solución, y la proporción a ocupar es una gota de esta por un litro de agua de la llave y se revuelve, con esto eliminamos el cloro presente. Los signos de los peces expuestos a agua con cloro, estos empiezan a padecer temblores que son seguidos luego de decoloración o empalidecimiento de su piel y mucosas. Los ojos se van hundiendo en sus cuencas, los peces empiezan a perder sus movimientos y luego cesa su respiración y posteriormente se produce la muerte del pez, siempre estos reposan en forma horizontal, sobre el suelo sobre las plantas del acuario.

    Bibliografía:
    Martty H. (1993), Los peces y sus enfermedades. Editorial albatros.
    Sandford G. (2000), Manual completo del acuario. Editorial blume.





    Autor: José Hugo Alarcon
    Imágenes: mosca, José Hugo Alarcon, Alisa y pagano.
    1ª Edición y publicación: rpichu
    2ª Edición y publicación: Elma
    Arreglos de texto: Elma
    Maquetación de imágenes: Elma
    Fuente: www.portalpez.com
     
    Última modificación: 27 de Febrero de 2018

Comparte esta página

Este sitio usa cookies, propias y de terceros. Si se continúa con nosotros entendemos que se acepta el uso de cookies Guardar Más información